CICLOS

Artista: Ceciro

El carbono, el oxígeno y el hidrógeno, sus transformaciones y su presencia en la naturaleza en diferentes formas y estados. La paciente espera de que todo llega, el principio, el fin y el nuevo comienzo.

El ciclo del carbono

El carbono es un átomo versátil, de hecho, es el más versátil de todos. No existe otro elemento químico que forme el número de compuestos que puede formar el carbono. Para tener una idea de la versatilidad de este elemento, puede formar más de diez millones de compuestos. Por este motivo, existe una rama de la química dedicada enteramente a estudiar los compuestos del carbono: la Química Orgánica. Carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, azufre y fósforo son fundamentales para los seres vivos. Estos elementos además forman parte de los "ciclos biogeoquímicos", es decir, a lo largo del tiempo los átomos forman parte de seres vivos (como plantas y animales) y de elementos sin vida (como el aire, el suelo y el agua), reciclándose una y otra vez. Uno de los ciclos biogeoquímicos más importantes es el ciclo del carbono.

El carbono se encuentra en cinco reservas o depósitos principales, que están interconectadas por rutas de intercambio: la atmósfera, la biósfera, los océanos, los sedimentos y el interior de la Tierra. Los intercambios de carbono entre reservas se dan a través de procesos químicos, físicos, geológicos y biológicos.

En la atmósfera, el carbono existe en dos formas principales: dióxido de carbono (una molécula con dos átomos de carbono y uno de oxígeno, CO2) y metano (una molécula con un átomo de carbono y cuatro de hidrógeno, CH4). Estos gases se conocen como "gases de efecto invernadero" porque absorben y retienen calor en la atmósfera. El dióxido de carbono pasa a la biósfera a través de la fotosíntesis y también se disuelve en el agua del planeta (océanos, ríos, lagos, y también en la lluvia). Cuando el dióxido de carbono se disuelve en agua, reacciona y se convierte en ácido carbónico, eso hace que aumente la acidez de ríos, lagos y océanos. Ese aumento de acidez lleva a un ciclo que se retroalimenta: mayor acidez significa mayor erosión, que libera el carbono inorgánico que estaba retenido y lo disuelve en agua, lo que resulta en más acidez, más erosión, y más superficies que se acidifican y terminan arrastrando más ácidos hacia los océanos.

En la biósfera, el carbono está en todos los organismos vivientes (estén vivos o muertos) y también se encuentra almacenado en los suelos. Los organismos autótrofos (por ejemplo, las plantas) extraen carbono del aire como dióxido de carbono y lo convierten en carbono orgánico. Los organismos heterótrofos (por ejemplo, los animales) incorporan el carbono al comer a otros organismos. El carbono deja la biósfera de muchas maneras. La respiración libera al carbono hacia la atmósfera en forma de dióxido de carbono, pero también puede pasar a los océanos o retenerse en el suelo y sedimentos como carbono inorgánico.